El Momento Perfecto

IMG_20181211_114356_628.jpg

El Momento Perfecto
.
Cuántas veces me ha pasado y tantas las he escuchado, que hasta queda en verso.
Cuántas veces, esperamos «el momento perfecto» ¿y realmente existe? ¿O es una exigencia o deseo de nuestra mente? ¿o es algo que nos han enseñado desde pequeñas? La perfección, el ser perfecta. En algún momento, vi un video donde una mujer hablaba de ello, de cómo a nosotras, las mujeres, se nos enseñaba y pedía ser perfectas desde pequeñas, y nos quedábamos con ello para toda la vida. Después, teniendo aptitudes mejores que los hombres para muchos cargos, mejores calificaciones en la universidad, nos quedábamos atrás porque no era perfecto aquello que estuviéramos haciendo, lo dejábamos postergado hasta que quedara perfecto… y a mí, me pasa, una y otra vez, incontables veces; no he hecho algo porque tiene un detalle, porque no es perfecto. ¿Y a ti, te pasa?
.
Y en realidad, no me refiero a dejar de hacer las cosas bien, sino a que si ya dimos lo máximo que pudimos, ya está bien.
.
Siempre es un buen momento para cambiar algo que nos detiene, que nos limita. Y me encanta lo que aprendí de una amiga: Ella me contó que en algunas tribus africanas cuando realizaban arte, una obra, dejaban a propósito una imperfección porque así, decían que entraba la Divinidad al objeto que estaban creando. Entonces, traspasémoslo a nuestra vida diaria, dejemos atrás que todo sea «perfecto», dejemos que en esa imperfección que vemos entre la Diosa/Dios, hagámoslo tal vez hasta a propósito. Sepamos que si hay un pequeño detalle y el conjunto está bien, ingresa la Diosa o Dios ahí.
.
Para que no se nos pase el tiempo, esperando hacer algo, ya sea nuestro proyecto, tener una hija/hijo, viajar o lo que sea que queramos hacer.
.
Y esto también, trasladémoslo a conectar con nosotras mismas, con nuestros ciclos, con nuestras fases… En los días ajetreados que vivimos, muchas veces no hay momentos perfectos… y podemos sentirnos a nosotras mientras nos cocinamos, lavamos nuestra ropa, realizamos nuestra labor profesional en el campo que sea que nos desempeñemos.
.
Mujeres que la vida no se nos pase esperando «el momento perfecto» para realizar algo. Permitámonos sentir la Divinidad dentro del caos, permitamos que cuando estemos en un taco, en un tumulto, en una marcha o donde sea entre la Diosa/Dios o como le llames, pues ahí, en dónde estés se encuentra siempre, pues es parte de Todo.

Zahira Herrera Campos

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s