Meditación para acercarse a las hadas acuáticas

Hadas acuáticas o elementales del agua
.
El nombre genérico de los elementales del agua es «ondinas». Las ondinas son la pura manifestación del espíritu del agua, mientras que otras hadas acuáticas están relacionadas con el agua, pero cuentan con características diferenciadas, costumbres propias, historias y tradiciones.
Las hadas acuáticas son, probablemente, las más numerosas, pues las hadas se manifiestan más fácilmente en ambientes húmedos. El agua tiene muchas propiedades, y puede retener impresiones e imágenes.
.
El agua va asociada a las emociones, a los anhelos inconscientes y a los reprimidos.
.
A continuación, compartimos una meditación para acercarnos a las hadas acuáticas.
.
.

Relájate por completo, repasa mentalmente y siente cada parte de tu cuerpo.

.
Imagina que estás sentadx junto a un hermoso lago o una zona tranquila del mar. Puede ser un lugar de tu preferencia o un sitio de tu imaginación. Tómate tu tiempo para asentarte en el lugar. Observa los detalles de alrededor. Observa los colores relucientes del agua, y aquellos reflejados y refractados. Observa el azul del cielo que te cubre. Detecta cualquier planta o roca, cualquier rasgo del paisaje: permite que tus ojos descansen ahí.
Hazte consciente de cuán cerca estás de la orilla, de pie o sentadx, y observa lo que lleves puesto. Fíjate, sobre todo, en un colgante de esmeralda, grande y bellísimo, y en la piedra plana que llevas sobre el pecho, encima de tu corazón.
.
Escucha los sonidos que te rodean ¿Oyes la brisa, el canto, de los pájaros, el sonido de las olas? Inhala la frescura del aire y el aroma del agua que transporta. Siente el aire puro y húmedo en tu rostro, y el viento suave rozándote el pelo. Disfruta de todo esto sintiéndote cómodx y relajadx.
.
Ahora concéntrate en tu corazón. Inhala la belleza de este lugar y permite que tu corazón se llene de amor. Deja que tu corazón se sienta cálido, abierto y revigorizado.
.
Recuerda la maravillosa esmeralda que cuelga sobre tu pecho, cerca del corazón. Cuando sientas cercanía y empatía hacia la belleza de las aguas, la esmeralda empezará a brillar. La calidez de tu corazón fluye a la esmeralda, que responde palpitando y brillando. El brillo de la esmeralda es suave y, a la vez, sorprendentemente poderosa. Enseguida te das cuenta de que esta luz maravillosa se extiende por las aguas, bañándolo todo en verde más puro. La esmeralda verde llega a las aguas y se mezcla con ellas brillando otra vez. Las aguas se vuelven más claras y empiezas a ver el fondo. ¿Qué maravillosos regalos y tesoros encuentras ahí? ¿Qué seres mágicos están presentes?
.
Invitadas por la esmeralda, atraídas por el amor de tu corazón, las hadas empiezan a salir de las aguas. Mira cómo llegan, la mayoría extrañas y bellas, y otras bajo formas que tal vez no hayas imaginado jamás. Deja que la esmeralda siga brillando y envía una bienvenida desde tu corazón.
.
Deja que las hadas vayan saliendo a su ritmo. Tal vez se queden muy dentro de las aguas, quizá se aproximen al borde. Incluso pueden llegar hasta la tierra. Observa su aparición, permanece serenx y deja que la esmeralda de tu corazón siga brillando. Escucha también, pues las hadas tal vez estén hablando, riendo, susurrando o cantando (lo más probable).
.
Pídeles que se acerque y pregúntales si puedes hablar con una. Con suerte una de ellas se acercará a ti. Escucha lo que te dice. Si quieres, puedes hacerle preguntas (tal vez quieras descubrir qué puedes hacer para acercarte a las hadas acuáticas en la vida cotidiana). Las respuestas obtenidas serán sorprendentemente claras o quizás no tenga ningún sentido al principio. Por ahora, intenta no descifrarlas.
.
Cuando te parezca bien, despídete de las hadas con muestras de respeto y agradéceles su presencia. Diles que volverás a visitarlas. Deja que la luz esmeralda se apague lentamente y vuelva al cristal de tu pecho. Cerciórate de que la esmeralda se cierre y, por ahora tu corazón también. Toca la esmeralda y siente su frescor y su solidez. Sal de la escena.
.
Regresa a tu conciencia cotidiana dándote golpecitos por todo el cuerpo para sentirte aquí y ahora. Apunta en un cuaderno todo lo que hayas experimentado y cualquier pensamiento que hayas tenido.
.
Puedes repetir este viaje todas las veces que quieras. Tal vez se te ocurra más preguntas, y puedes preguntárselas a la representante de las hadas acuáticas. No te sorprendas si las respuestas obtenidas dan pie a más y más preguntas, pues así es como funcionan las hadas y eso forma parte de tu búsqueda. ¡Feliz viaje!
.
.
.
#Meditación #Meditaciónconlasaguas #MeditaciónconHadas #Hadasacuáticas #FlordeVibración

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s